14 de febrero de 2011

TÍTULOS PARA MI RELATO. LA DECISIÓN FINAL

Aquí está el listado de todos los títulos y de las personas que me los han mandado. Perdonad si me falta alguno. Si alguien se da cuenta, por favor que me lo comente. El facebook me ha hecho cosas raras, y no encuentro uno de ellos. Por más que lo he buscado, no lo veo. Así es que, si falta alguno, ya sabéis. Aunque creo que sería uno, en todo caso.


¡Qué difícil me resulta poder elegir un título para mi relato! Yo me quedaba con todos. Lo malo es que el título sería más largo que el relato en sí.
Lo más bonito de todo esto ha sido recibir estas propuestas de tanta gente que me conocen, o que no.
Han llegado de todas partes: de Valencia, de México, de Argentina, de Madrid, de Cáceres, de Sevilla, de Australia, de Málaga. Han llegado de no se sabe dónde  también, de lugares anónimos, como sus autores.
De mi propia familia, de amigos y amigas que están lejos, de mis compañeros, de amigos del facebook...
Es una decisión muy difícil.
Si pensamos en "El silencio", como título, yo creo que sería el más acertado. Es el título que pide el relato, y todos los que incluyen la palabra silencio.  ¡La palabra es tan bonita!
Si hablamos de amor. ¿qué amor? "El amor perdido", "El amor olvidado".¿el que hubo, el que se fué?  ¿el que dijo adiós,?Más títulos con la palabra Amor. ¡Y son tan bonitos todos!
Pero hay uno de ellos, curiosamente, que es una esperanza: ¿No contestas, amor? Me imagino la misma pareja, él con la duda, y ella, cariñosamente, cuando le pregunta si le ama, y sólo escucha el movimiento del gato sobresaltado. Le vuelve a preguntar, con todo el cariño que ella le tiene, ¿No contestas, amor? ¿te vas a quedar callado? ¿me has escuchado? -parece decir.

En otras ocasiones, los protagonistas humanos no tienen importancia. Están ahí, peleándose, echándose en cara el silencio que ha nacido entre ellos, y sobresale el gato y el cojín. ¡curioso!  "El gato y el cojín azul". ¡fíjate, algo que era meramente decorativo, y ahora adquiere una importancia tremenda, ya que han ascendido y están en todo lo alto, en el título. Se salen de la escena. Se escapan de la tensión, se quitan de enmedio, tranquilamente, como si la cosa no fuera entre ellos. ¡Oye tú, cojín azul, vente comingo y déjalos a los dos solos ! ¡Que se la apañen!. Y otros títulos que incluyen al gato, el que parecía que sólo estaba allí para adornar la escena:  "Pelea de gatos", "El gato y yo". Y el que me llegó el último, que es de Anónimo, "Sabias orejas de un felino". Me lo hubiera quedado también por lo original. Aquí aparece otra vez el gato, pero incluyendo una característica de él que tiene mucha importancia en el relato, las orejas. Y además, son sabias!!! ¡pero qué bueno, qué imaginación!

¡El vacío! Muy buena reflexión. El vacío tan grande que queda tras un período de mucho amor, y cuando la monotonía o el desencanto aparecen, "El amor en fuga". El amor se va, se pierde y llega el vacío, el gran vacío. ¡Y eso sí que duele! El silencio es malo. El silencio desespera. ¡pero el vacío! ufff, me da susto nada más pensarlo.

"¿Mañana?" Y "...después", para mí implican casi lo mismo. La incertidumbre de cómo continuará la situación ¿Qué pasará mañana, cuando el ruido de la ciudad nos haga despertar? ¿qué pasará mañana cuando nos demos cuenta que hay una pregunta sin contestar; una gran pregunta? ¿Y después de eso? ¿Después de esa pregunta, de ese silencio? ¿qué pasará mañana, qué pasará después? ¿se encontrarán? ¿se olvidarán?

"Tus silencios" . Otro de los títulos que me han gustado mucho, y lo he barajado para mi relato. En realidad, todos los que llevan la palabra silencio, me gustan mucho. Me suenan bien al oído. Fonéticamente, sonoramente.... Es una palabra preciosa. Tus silencios, Silencio, el silencio, el enemigo del silencio, los silencios del amor... Tus silencios y los míos. Lo peor de una pareja, cuando ya no tienen nada que decirse. Y en el silencio cabe todo: aceptación, no confrontación, aburrimiento, olvido, indiferencia o dolor.

Sólo puedo elegir uno, y creo que me voy a decantar por el que más esperanza me inspira, a pesar de la situación, de la desesperanza, de la soledad que se avecina, del silencio instaurado, del qué pasará mañana, o después, del olvido, de la despedida, del vacío, del frío, de la indiferencia, de la marcha, del desamor, de la fuga. Creo que me voy a quedar con la pregunta cariñosa, que todo lo entiende, que sabe que es una mala racha, que es sólo momento de desesperación por un problema, que todo tiene solución, que no hay nada que rompa ese amor que se profesan, que la puede formular ella o él.
Y el gato volverá a tumbarse sobre el cojín azul, y la luz iluminará la estancia, y se escuchará el sonido de la calle, de la ciudad que comienza a vivir un nuevo día, una nueva ilusión.
Que despertará de un mal sueño, porque sólo fue eso, un mal sueño. Y la pregunta cariñosa, el amor de esas palabras, le despierta, le recuerda que se enamoró de ella por esa comprensión, por estar siempre ahí en los momentos difíciles. Le recuerda que a pesar de los problemas que no le dejan dormir, siempre hay una esperanza, una ilusión, una compañía. Y que no está solo. La tiene a ella.
Todo lo contrario a "El ocaso del amor". ¿Ha llegado a su fin, ha terminado esta etapa de amor? ¿Es pronto aún? ¿No van a hacer nada para revivir esa llama que se apaga? O quizá se acabe el amor pasional, y comience otro tipo de amor. ¿Cuál es el amor verdadero?
Y entonces, "Tu mirada"  me hace creer que aún hay esperanza. Amanece un nuevo día "El amanecer frío" se torna cálido. El alma, los "Reflejos del alma" me dicen que sí, que podemos empezar de nuevo.
Y "Llamando en el corazón, no hay nadie". Pues vamos a cambiar la frase, sí, sí hay alguien. Estamos tú y yo. Abre tu corazón. Yo ya he abierto el mío, y he decidido con el corazón.
"¿No me amas, amor?"
¡Pues claro que te amo!  -contesta-. Mientras, sus manos, antes atormentadas, se acercan a las manos de ella, y las abraza, las envuelve...

P.D.. Si es que soy una romántica. No puedo terminar el relato con esa duda, de si sí, o si no...
Siempre está la esperanza.
Y que conste, que me quedaba con todos, y quizá no sea el mejor título para este relato, que haya otros que le vayan mejor, pero como es tan difícil, me he dejado llevar por el corazón.
Gracias de verdad y sinceras. Ha sido una bonita experiencia,  y he aprendido mucho, que es de lo que se trataba. Poder coger ideas de cómo elegir un título. A ver si ahora lo pongo en práctica, y alguna vez hago un pequeño relato de cada uno de los títulos. Eso sería un reto demasiado fuerte para mí, pero quén sabe. A veces, tardo tiempo en hacer las cosas, pero finalmente las hago.
Y ahora, un listado de 10 trucos para tomar una decisión: (sacado de Qué.es)
  1. Preocúpate por decidir bien más que por acertar
  2. Identifica claramente tus objetivos
  3. Planteamientos realistas
  4. No te autoengañes, es muy fácil hacerlo
  5. Atiende sólo a la información relevante
  6. Reconoce la incertidumbre y gestiónala
  7. Sé creativo y genera alternativas
  8. Consecuencias de las decisiones
  9. Lo que decidas, ponlo en práctica
  10. Sé consciente de que no todo es racionalidad

3 comentarios:

Jorge dijo...

Pero...¡qué bueno! Mira todo lo que has generado con tu lúdica propuesta...tan entusiasta participación...

Y que bonitos tus comentarios; el relato de tu transitar por los títulos propuestos...si hasta te imagino..

Cierro los ojos y se me ocurre "verte" parándote sobre cada uno de esos títulos...como pequeñas islas...verificar su forma y consistencia...su relación con el todo...y saltar a otra y a otra...valorando y disfrutando cada una...hasta optar por la más conveniente...

En fin...lo que quiero decir es que te felicito por esta, otra más de tus simpáticas iniciativas...

Nani Navas dijo...

¡¡Cariñooo!!! Me siento honrada por tu decisión. Feliz y orgullosa de haber podido ayudarte. Y, es que al amor, siempre hay que darle otra oportunidad, cuando realmente es eso, AMOR. ¡¡¡FELIZ DIA DE SAN VALENTIN!!! Para todos aquellos que estén enamorados y para aquellos que siguen soñando con estarlo, no perdais la esperanza, seguro que ahí fuera hay alguien con quién hacerse viejito. Besos.

Choni dijo...

Por lo menos los titulos te dío pié a otras muchas reflexiones...enhorabuena!!!
Saluditos