28 de diciembre de 2009

COMO EL CRISTAL

Esto lo escribí unos meses después de que mi hermana Ana Mari se fuera de nuestro lado.
Esto sería finales de 1982..
No sabía ni que lo había escrito, me lo encontré anoche, repasando esa vieja carpeta azul, que ya está descolorida por el tiempo, donde tengo todos los escritos que he ido encontrando.


"Como el cristal se parte, así se parte mi corazón, cuando vienen a mi mente tantos y tantos recuerdos.
A veces, se parte de alegría, porque he vivido momentos dignos de alegría, dignos de recordar: cuando era pequeña y jugaba con mis hermanas y nos divertíamos con cualquier tontería. Cuando un simple trapito de mamá nos hacía sentirnos las damiselas mejor vestidas; nuestros sueños se hacían realidad, nuestro mundo se llenaba de ilusión, de luces, colores y estrellas.
Pero con pesar recuerdo estos momentos, porque no volverán, y porque las protagonistas de estas escenas han desaparecido.
La estrella principal no terminó su carrera, porque una noche, cuando las estrellas estaban despistadas, quiso reunirse con ellas, y no le pidió permiso a sus compañeras de reparto.
La luna extendió sus brazos, pero llegó demasiado tarde para salvarla, y ante lo inevitable, se la llevó con ella.
Todo se tornó más negro aún, y hasta el silencio se hizo llanto.
Las otras protagonistas han ido decayendo , poco a poco, como la espuma.
En un principio, todos se unieron en torno a ellas, todos mitigaban su dolor, arropándolas; pero poco a poco se han olvidado.
Ya no son la alegría del teatro.
Ahora no representan escenas de amor, ni de risas, porque una pieza clave les ha fallado.
Y la noche, con una leve sonrisa, se alegra; está contenta porque ha ganado una estrella, y desde ahora, todas las noches, una estrella iluminará el firmamento, que brillará con fuerza, para que desde la tierra podamos admirarla y decir, entre lágrimas y sonrisas: ¡Allí está!
 Y una frase se quedó grabada en nuestros corazones y nos acompañará hasta el fin:
- Espéranos, la felicidad está en tí."
__________________________________________________

4 comentarios:

Laurita dijo...

Qué decirte Mª Ángeles...que las otras protagonistas deben sentirse y ser ahora la alegría del teatro. Ha pasado mucho tiempo, y hay que recordarla como lo que escribiste, como esa estrella que os ilumina y acompaña, y recordar de ella sólo los buenos momentos.

Me ha conmocionado, como no...es preciosa esta metáfora que hiciste...

Laube dijo...

Mª Ángeles, leí el comentario que me dejaste en mi blog y ahora caigo en el tuyo. Te agradezco enormemente tu sinceridad y que hayas compartido esas dolorosas experiencias conmigo y con quienes nos leen. Creo que es valiente y que hacerlo nos coloca en el camino de la superación.
Evidentemente esas experiencias te deben haber marcado y seguramente te han hecho una persona fuerte y animosa, porque de tus palabras se puede deducir. Considérate afortunada, porque seguramente tu familia y amigos se apoyarán mucho en ti. Pero tú también debes mirar hacia delante y disfrutar de la vida, por tú eres tú... La protagonista de tu propia película.
Un besote enorme y un abrazo.

el horno de Maria dijo...

HOLA Maria angeles,soy la madre de Mayte hortelano,solo quería darte las gracias por tus palabras tan cariñosas te e mandado un privado creo que no lo e echo bien,no me dejaba enviártelo un fuerte abrazo, muaaaaaaaaaaaa,seguimos con la pagina sus padres y hermanos

el horno de Maria dijo...

HOLA Maria angeles,soy la madre de Mayte hortelano,solo quería darte las gracias por tus palabras tan cariñosas te e mandado un privado creo que no lo e echo bien,no me dejaba enviártelo un fuerte abrazo, muaaaaaaaaaaaa,seguimos con la pagina sus padres y hermanos