14 de junio de 2010

LE MONT SAINT-MICHEL. MI VIAJE A BRETAÑA (4ª parte)

Miércoles 28 de junio.
Hoy me he levantaod a las 8'00 porque nos vamos al Mont Saint-Michel.
En esta excursion todos los españoles íbamos en nuestro autobús.
Como siempre nos pusimos a cantar, otros contaban chistes, otros hablaban de sus cosas, etc.
Yo iba sentada con Ana Rosa, con su dedo malito.
Paramos a mediodía en una playa muy bonita. Allí,  en un banco comí y luego bajé a la orilla. Pablo y Antonio me enseñaron a hacer "El salto de la rana" con las piedras, en el agua. (desde entonces cada vez que voy a la playa intento hacerlo, pero no me sale siempre. Y recuerdo con nostalgia aquellos días, lo bien que lo pasamos y lo divertidos que eran, con sus ocurrencias).
Remí y otros dos amigos suyos querían tirarme al agua, pero yo no los dejé.
Más tarde nos fuimos a ver el pueblo. Era muy bonito.
Llegamos por fin al Mont Saint Michel. Es como una especie de castillo, muy bonito, con una isla, y en ella es como si estuviera un castillo fortificado.

LE MONT SAINT-MICHEL.
Cuando sube la marea, el agua sube hasta la carretera y la cubre entera.
Esto ocurre varias veces al mes. Sube unos 10 metros. Esa es la diferencia de la marea, cuando sube el Mont Saint-Michel es una gran joya hecha de granito. Está cubierto de torres y de esbeltas campanas. Suben escaleras hacia arriba y todo es muy bonito. Por las escaleras hay muchas tiendecitas donde hay todo lo que un turista pueda buscar y más.
En esta postal se puede ver los distintos estados del Mont Saint Michel. Cuando la marea está baja, incluso se ven las flores y los animales.
Por aquí cerca ha una zona de arenas movedizas por la acción del mar.
Al entrar en Normandía, todo cambiaba un poco con respecto a Bretaña. Un hecho que nos llamó la atención bastante es que las vacas son marrones y las bretonas son blancas y negras.
Las casas que vemos ahora son un poco más bajas, y un poco diferentes. Los jardines ya no suelen ser de flores; son huertecitos, con patatas, coles y alcachofas. Huertos familiares.
Las gentes que habitan aquí son como galaico-portugueses.
Por la zona de Cancale (una comuna francesa, ubicada en el departamento de Ille-et-Vilaine, en la región de Bretaña) hay criaderos de ostras y es una parte importante para el mercado y la economía en general. Le llaman "El Paraíso de las ostras".

Como por aquí hay mucha agua, hay bastante sal, y los corderos son muy buenos, porque al tomar sal la carne es excelente.
Al llegar a mi pueblo, St. Germain, me fui a jugar con Jacqueline  y acabé reventada.
Jueves 29 de junio.
Hoy es el santo de Pablo. Yo me he levantado con unas agujetas horribles. No puedo moverme porque me duele todo mi cuerpo.
Después de comer hemos ido otra vez a Rennes, a ver la parte vieja. ïbamos con un guía, que nos enseñó las partes más importantes del viejo Rennes. Vimos la catedral.
Cada obispado tiene su catedral,, y Rennes tiene su sede en la suya.
Es del siglo VIII. Reconstruida en el siglo II y también en el XVI.
De cada tiempo en que se construía, se tomaba algo de él. La catedral es copiada  de la iglesia de San Sulpicio en París.
La nave central data del siglo XIX, después de la Revolución Francesa. La Bóveda es de medio cañón, de la escuela latina.
La cúpula central es copiada del Panteón de Roma.
La catedral está dividida en tres naves. Tiene cruz romana.

Esta visita ha sido muy interesante, porque nos ha hecho conocer los aspectos artísticos más importantes de esta gran ciudad de Rennes.
Hemos llegado tarde, pero los autobuses que nos llevarían a nuestros pueblos nos ha esperado una hora. Nos gustó mucho este gesto.
Despues fuimos a cenar a Tentiniar. Son una familia de españoles, de Martos en Jaén.
Íbamos Mercedes, Juan, Manolo, Marisa y yo. La gente era bastante simpática y no hablaron de muchas cosas interesantes acerca de Francia.
Todos escuchábamos con mucho interés.
Al volver a casa, Juanjo se equivocó de carretera, y anduvimos 10 km. en balde. Regresams a la 1'30 de la madrugada.
Sólo veíamos carretera y árboles, no se veía ningún pueblo. Por eso Marca se extrañó.

Próximo capítulo: Nuestra actuación artística

4 comentarios:

ADELFA MARTIN dijo...

Es un palcer acompañarte en este detallado e interesante viaje, la mùsica lo hace aun mas agradable...

mis saludos cordiales

ADELFA MARTIN dijo...

Es un palcer acompañarte en este detallado e interesante viaje, la mùsica lo hace aun mas agradable...

mis saludos cordiales

Antonio dijo...

Que digo yo ¿cuándo vas a contar lo de la muñeca bretona aquella que mangaste a mi lado en una tienda grande, que me se pusieron los congojos mu abultaos del susto? Que la cogiste y la metiste en el bolso como un mero se traga un boquerón????

Mª Ángeles Sánchez dijo...

jajjaja, pues ya ni me acordaba. Supongo que cuando escribí este artículo d enuestro viaje, omití ciertos detalles que podían enturbiar mi buena reputación. Aunque un poquillo loca ya estaba por aquel entonces. Loca e inconsciente, porque si me cojen me dejan en Francia un tiempo detrás de las rejas, y a ver, ¿quién iba a ir a por mí? Ahora sería incapaz, me moriría de la vergüenza antes de hacerlo, y después se me notaría un montón.
Te necesitaría a mi lado para que me recordaras muchas cosas.